Visión · misión · Valores

Visión

Una de las inquietudes más perseverantes de la compañía es la de romper las barreras entre los diferentes lenguajes del movimiento. Es cada día más obvio que las fronteras entre estilos y, más concretamente, entre danzas urbanas y danza contemporánea se están desdibujando por el acercamiento de ambos lenguajes, pero, sin embargo, las danzas urbanas sufren todavía de cierto desprestigio en detrimento a la danza contemporánea. Es una realidad en nuestro contexto social que no están programadas en los teatros del mismo modo ni con el mismo caché que la danza contemporánea, como también lo es que no reciben las mismas subvenciones ni becas en el sector público o que no cuenta con la misma consciencia social, visibilidad o representación pública que otras danzas como la clásica o la contemporánea.

Lo que a la coreógrafa, como consumidora de danza, le apetecía ver en un escenario y todavía no se programaba con frecuencia, era la mezcla y la diversidad de estilos, culturas y lenguajes del movimiento, es por esto que ha hecho de la versatilidad el pilar fundamental de la compañía. Por suerte, en el panorama europeo cada vez se tiende más hacia esta confusión de las fronteras y desde bailarinxs, pasando por coreógrafxs y llegando a programadorxs y gestorxs culturales, se está incorporando y regularizando cada vez más esta realidad.

Otro aspecto importante en la compañía es la desigualdad de oportunidades en el sector entre sexos. Según los Indicadores y Estadísticas Culturales desagregadas por sexo del Ministerio de Cultura y Deporte del Gobierno de España, nada más y nada menos que el 90.4% del alumnado matriculado en enseñanzas regladas en danza durante el curso 2019/2020 fueron mujeres. Y esos datos no solo reflejan una realidad en cuanto a estudios reglados se refiere, sino que refleja la realidad en las clases de danza, en las pequeñas y grandes escuelas, en la danza que ocurre también en la calle, en las audiciones y los cástings, donde una cantidad enorme de mujeres compiten por los mismos puestos que sus compañeros, que son muchísimos menos o donde muchas veces las mujeres no pueden ni llegar a audicionar puesto que las plazas destinadas a mujeres están ya completas, mientras que las de los compañeros siguen abiertas por ser menos nombrosos.

Cia La Dama es una compañía formada por mujeres (entendiendo el género de una manera abierta e inclusiva, considerando la pluralidad de perspectivas sobre la mujer y sus diferentes facetas y no identificando género simplemente con el sexo). Esto se debe a la necesidad y voluntad de investigar las relaciones entre mujeres y sus respectivas sensibilidades, las diferentes lecturas del movimiento y cuerpo femenino y responde también a la falta de oportunidades que han sufrido siempre las mujeres en el sector de la danza, donde, a pesar de ser una inmensa mayoría, les ha costado también muchísimo acceder a cargos con responsabilidades de poder como la de coreógrafas o directoras artísticas.

Misión

Para lograr que esa visión se convierta en una realidad, Cia La Dama está formada por bailarinas que provienen de diferentes disciplinas del movimiento (danza contemporánea y danzas urbanas). El plan de formación de la compañía, así pues, consiste en una guía que sirve como base de entrenamiento, muy inspirada en el gaga y la improvisación o el freestyle de las danzas urbanas, llevada a cabo por la coreógrafa como punto de partida de cada training, junto con un intercambio entre las diferentes bailarines para acercar posiciones entre las disciplinas de las que provienen.

También el repertorio coreográfico va en la misma dirección y se propone como objetivo mostrar esa mezcla de estilos, hecho que también amplia el tipo de público que asiste a sus representaciones y acerca posiciones entre sobre todo estos dos mundos cada vez más cercanos como el de la danza contemporánea y las danzas urbanas.

Para dar visibilidad a los procesos, se imparten talleres abiertos al público en diferentes formatos, como las OPEN SESSION en el Estudio La Caja Negra, los TALLERES DE DANZA Y SHIBARI a cargo de la coreógrafa y Alberto Moral, colaborador principal del proyecto LUCÍA, o la Formación Mensual en el Espacio Vilarinyo de Madrid.

Finalmente, el aspecto teórico es otro eje fundamental de la compañía, ya que nace de un momento personal en que la coreógrafa se encontraba en la ciudad de París, investigando en su tesis «Poéticas del cuerpo: de la carne al texto». Es por esto que se llevan a cabo conferencias y clases teóricas impartidas por la coreógrada en organismos como la Associació de Professionals de Catalunya (APdC) o el Hop Festival y difundir así también a nivel teórico la misión y la visión de la compañía.

Cia La Dama, además, es una compañía que cree en la transversalidad y es por esto que tiene como misión relacionar no solamente relacionar diferentes tipos de danza entre ellas, sino que se propone también acercar la danza a otras disciplinas que pueden alimentar mucho los pilares fundamentales del movimiento, como pueden ser la literatura, fuente principal de inspiración y formación académica de la coreógrafa, las artes visuales, que a menudo han enriquecido también no únicamente el imaginario del repertorio de la compañía, sino también algunas piezas a nivel conceptual y teórico, el cine, el shibari o la gastronomía.

Valores

  • Ruptura de las barreras entre diferentes lenguajes del movimiento.
  • Transversalidad entre disciplinas, con las cuales se relaciona la danza y el repertorio coreográfico.
  • En cuanto a la temática conceptual sobre la que se construyen las diferentes piezas del repertorio coreográfico, hay una fuerte reivindicación del papel de las mujeres en la tradición occidental y una correspondiente relectura de la misma, dando paso a nuevas interpretaciones.
  • Versatilidad en el cuerpo de danza que conforma la compañía.
  • Incremento de las oportunidades laborales para mujeres en el ámbito de la danza y contribución a su visibilidad tanto en los cargos de bailarinas como de coreógrafas y directoras artísticas.
  • Búsqueda e investigación profunda en la diversidad de movimientos femeninos.
  • Difuminación de las fronteras entre la danza contemporánea y las diferentes danzas urbanas.
  • Acercamiento de públicos provenientes de diferentes disciplinas.
  • Organización de actividades para contrubuir a la oferta de oportunidades de acercar el trabajo de las artistas al público.
  • Organización de actividades para visibilizar el trabajo teórico y práctico que hay detrás de una producción de danza.

Deploratio (Gerard Cardona)